La pandemia del coronavirus disparó el uso y consumo de Internet, especialmente entre la población joven.


Bien sea para mantenernos informados, realizar videoconferencias con familiares o ver películas. Tambien, el traslado de actividades de lugares de trabajo y sitios de reunión a la obligada reclusión en casa para evitar el contagio y la propagación del COVID-19, ha contribuido en forma significativa para el incremento en el tráfico de la web. A raíz del aislamiento social por la amenaza por COVID-19, el uso de internet en los hogares ha llegado a causar una saturación de la red.

Algunos proveedores de internet aseguran que la saturación de la web se debe a que muchas personas se han acogido al teletrabajo y algunos estudiantes deben continuar sus clases vía on-line. Sumándole, además, un consumo más alto de lo habitual de vídeos y películas mediante aplicativos de televisión, para pasar el tiempo durante la cuarentena. El nivel de saturación de la red depende del tipo de paquete contratado, es decir, de la capacidad y la velocidad del plan. También depende del número de dispositivos que estén conectados a la red, ya que la capacidad del plan se dividirá para cada uno. Aun asi se pueden seguir algunas recomendaciones clave para que el servicio de internet no colapse y evitar que la navegación se vuelva lenta:

  1. Descargar el contenido audiovisual cuando sea posible: Con esto se puede ahorrar hasta un 50% de datos o de capacidad del plan. Por ejemplo, es preferible descargar una película a verla on-line, ya que en la descarga se usan menos datos (entre 500 a 600 Megas), mientras que su visualización en línea puede llegar a ocupar 1 Gigabyte.

  2. Actualizar equipos y realizar descargas en horas de bajo consumo: Lo más recomendable es no realizar la actualización de equipos y/o descargas previas de contenidos en horas pico, ya que esto exige más datos y colapsa la red. 

  3. Seleccionar el contenido y planificar el uso del internet en la familia. Es importante organizarse con la familia y designar a cada miembro tiempos y horas para el uso de internet. Para ello es importante, considerar quién necesita estudiar y a qué hora determinada, quién va a trabajar y qué contenido va a consumir, de manera que se puedan ver prioridades y planificar de mejor manera.

  4. Evitar la conexión de muchos dispositivos a la vez: Si existen 20 personas conectadas a la red, la capacidad del plan o los datos se verán divididos en razón de ese número de dispositivos. Esto ocasiona que la capacidad y la velocidad baje, lo que habitualmente se conoce como “internet lento”. Para evitar esto, lo más recomendable es desconectar a los dispositivos innecesarios y priorizar sólo a quienes lo necesiten.

  5. Utilizar la versión móvil de plataformas cuando sea posible: Cuando una página web o una plataforma cuenta con una versión móvil (para el celular), lo más recomendable es utilizar ésta opción, ya que son más livianas. Permite reducir significativamente el uso de datos y ayuda a que la conexión sea mejor.

  6. Ver el contenido en baja resolución: Tanto en celulares como en computadores y/o otros dispositivos es posible bajar la resolución o calidad de las imágenes o vídeos. Esto reduce el uso de datos y de la capacidad de los planes, mejorando la conectividad.

Categorías: Sin categoría

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar
WeCreativez WhatsApp Support
Servicio al Cliente
👋 Hola, en que puedo ayudarte?